Aviso para las consultas

Este blog tiene habilitada la moderación de los comentarios, por eso, todas las consultas que nos envían, aparecen publicadas al final de la semana, porque es el domingo cuando contestamos a sus preguntas. Gracias por su generosa paciencia.

miércoles, 1 de junio de 2011

Medicina Natural y Ayuno Terapéutico

“Con el ayuno descubres tus recursos y capacidades para vivir,
curarte y cuidarte sin necesidad de ninguna otra ayuda”
Pablo Saz
 
Durante este fin de semana pasado (28-29 de mayo de 2011) tuve la oportunidad y el honor de participar –como parte del Postgrado de Medicina Natural de la Universidad de Zaragoza- en un cursillo de iniciación al ayuno terapéutico, dirigido por el Dr. Pablo Saz. Además del placer de la compañía de los participantes y del buen ambiente general, fui tomando algunas notas que me gustaría compartir con todos.
 
El agua de mar es buena y se puede tomar perfectamente. El cuerpo se adapta al nivel de sal del mar. Es una buena forma de empezar el ayuno. Si se bebe agua de mar, se asegura la ingesta de todas las sales minerales.
 
Hay una primera etapa de entre 8 y 72 horas donde se hace la adaptación, se quema la glucosa y se empieza a metabolizar la grasa. Es en este momento en el que empieza a aparecer la acetona. El diabético tiene bloqueado este mecanismo y puede entrar en coma por la bajada de glucosa.

Para evitar estos desequilibrios glucídicos suele funcionar bien el tomar zumos, ya que la fructosa de la fruta surte esos beneficios.
P1010164
Además de la grasa y la acetona, el cuerpo empieza a consumir proteínas, debido al aumento de corticoides por estrés. Ese estrés se puede adaptar mediante la caminata y el ejercicio. El que no se ejercita, gastará reservas y cuando coma, rellenará rápidamente esas reservas. A la vez que grasas, se consumen proteínas.
 
El glucógeno de reserva aporta 4 calorías por gramo. Para mantenerlo se necesita agua y eso obliga a conservar mucho peso para mantenerlo. Cuando la quemamos, 1 gr, de grasa produce 9 calorías, pero necesita el doble de oxígeno y la sensación es de bienestar físico y mental.

Si no quemas bien, necesitas más oxígeno y uno de los síntomas es “la pájara”. La única forma de evitarla es el entrenamiento.
Los deportistas de resistencia deberían educarse en el ayuno para tener más fondo físico. Se han hecho pruebas de comer muchos hidratos de carbono para poder resistir el proceso, pero lo más importante es estar entrenado para gestionar bien la glucosa.
 
¿Te puedes intoxicar con tu propia grasa?
En la grasa acumulamos los peores tóxicos porque es una forma de encapsulación. La placenta también retiene muchos tóxicos (actúa como un super-hígado). Y se utiliza el ayuno para librarse de las náuseas del embarazo.
Hay que tomar grasas sin tóxicos: frutos secos sin tostar y sin sal y aceites no calentados.
 
Hay tres sistemas de desintoxicación:
1.- Superficial: se pone en marcha con café, alcohol, etc…
2.- Medio: con fruta y verdura
3.- Profundo.
Estos tres procesos se activan con el ayuno.
 
P1010221
La respiración, el riñón y la piel se dedican a excretar porque aumenta el nivel de acidez.
Se pueden estar muchos días de ayuno en función del nivel de grasa que se tenga en el organismo.
La fruta permite una adaptación mejor porque es menos tóxica que la verdura (lleva menos tóxicos). Durante el ayuno se va a producir una eliminación de tóxicos a nivel físico y a nivel mental: esto puede producir una alteración en el sueño.
 
Hay enfermedades que responden a ayunos de distintas duraciones. Habitualmente se utilizan los ayunos de tres días para producir esa adaptación y además sirve de entrenamiento. Si se hace entrenamiento una vez a la semana (ayuno de un día o día y medio), el resultado final es mucho mejor y produce más adaptación que el hacer un ayuno de mayor duración.
A veces el hacer ayunos repetidos consigue que se muevan tóxicos muy profundos.
 
Hay un ciclo semanal muy antiguo que se enmarca dentro del ciclo lunar. Este ciclo lunar tiene forma sinusoide. Durante la parte alta de ese ciclo (luna llena) conviene descansar. Se ha intentado cambiar los calendarios, pero la gente enfermaba.
Lo bueno sería aprovechar el día de descanso para hacer el ayuno.

A cada día de la semana le corresponde una norma higiénica que tiene relación con una necesidad vital y lo que haremos será darle descanso a esa necesidad vital. Por ejemplo, el domingo, día del sol, es necesario beber, pero darle descanso exigiría que no se beba durante ese día.

El ciclo semanal sería:
Domingo: entrenar la sed
Lunes: beber agua
Martes: ejercicio físico intenso
Miércoles: hacer apneas
Jueves: sauna y silencio
Viernes: noche en vela y comunicarse
Sábado: ayuno
 P1010230
Para salir del ayuno es bueno pasar una o dos horas sin beber. Esta deshidratación es muy buena para el organismo. Cuando tenemos sed, se dispara el mecanismo de búsqueda. Este movimiento de búsqueda produce carbónico y agua. A veces funciona y a veces no. La idea es entrenarlo y así el cuerpo intentará producirlo.

A la gente deportista se les recomienda que vayan bien hidratados para no sentir sed. Pero hay otros entrenadores que entrenan a sus atletas para que sientan sed y además manejan la dieta macrobiótica.

Sin hacer ejercicio, en nuestro organismo entra y sale una cantidad de unos cuatro litros de líquido- Hay balnearios donde los asiduos –en un boca a boca popular- recomiendan consumir hasta 10 litros de agua.
 
Que coincida el ayuno con la menstruación no está contraindicado. Hay alteraciones en la regla, porque se produce una revolución hormonal, además de una estimulación del tiroides.
El ayuno es más antihistamínico que cualquier medicina.
El ayuno pone en marcha la Psico- Neuro- Endocrino- Inmunología.
 
Las personas delgadas y con menos reservas, deberían entrenar el ayuno y tener un cierto cuidado. En páginas de anoréxicas se recomiendan los libros de Pablo Saz sobre el ayuno. El problema de la anorexia es un problema de INICIACIÓN. En otras culturas, los adolescentes son dejados en el monte sin comida y eso hace que pierdan esa rebelión adolescente. Una de las cosas que aprenden las anoréxicas es que el ayuno es bueno. La anormalidad está en el límite que ponemos en el peso. La solución de la anorexia no está solo en el psiquiatra.
 
El ayuno ha sido bien visto por los movimientos culturales y religiosos. Puede provocar estados de conciencia y estados de claridad.
 
El metabolismo cambia constantemente. A veces cuando se altera el tiroides, todavía cambia más el metabolismo. Es interesante que el peso suba y baje. Con la edad se va reteniendo más grasa. La gente más longeva, generalmente, va disminuyendo de peso.
El efecto yo-yo no es malo. Lo peor sería que no hubiera efecto yo-yo.

Normalmente el cuerpo te avisa de cuando el ayuno es excesivo o el adelgazamiento es exagerado. Solo se debe hacer ayuno cuando hay reservas suficientes.
Cuando el cuerpo está enfermo, la tendencia es dejar de comer, tanto en animales como en humanos. Esta reacción es la que utilizamos con carácter terapéutico. La grasa se utiliza de reserva para épocas de hambre. Sin embargo, es importante movilizar las grasas.
 
¿Es la menopausia una buena época para hacer ayuno?
Es una época normal y natural de adaptación. A veces los problemas de la menopausia no son más que problemas adaptativos. Los chinos dicen que en la menopausia el ying está bajo y se resecan las mucosas. La medicación anula esa reacción adaptativa y cercena la evolución natural de la persona. Existe el llamado “ayuno acordeón” que se comienza después de la regla y se mantiene durante tres días con el fin de aumentar la fertilidad.
 
En ayuno se entra simplemente consumiendo hasta trescientas calorías al día.
Normalmente cuando las reacciones alérgicas desaparecen es porque ha mejorado la permeabilidad intestinal. Si se va a hacer un ayuno de tres días, es mejor uno al mes. Si se hace de siete días, uno al mes es suficiente. Y ayunos desde 14 hasta 40 días es mejor hacerlo una sola vez al año.
 
El ayuno mejora el psiquismo en los esquizofrénicos. El único problema es que si el ayuno no es voluntario, puede generar problemas y exacerbaciones. Los niños, cuando mejor practican el ayuno, es cuando están enfermos. Con el ayuno aumenta la hormona de crecimiento.

El ayuno aumenta la acidificación. La única forma de alcalinizar es mediante verduras, frutas o sales. En la cura Myer se controla la acidez por medio de las sales de Epson. Los caldos y zumos de frutas también alcalinizan.
 
Se recomienda no gestionar más de 350 gr. de grasa diarios con el fin de no sobrecargar al hígado en su funcionamiento. Una dieta uniforme y monótona puede producir mejoría en ciertas enfermedades, pero esto solo dura un tiempo. La dieta de arroz y fruta cocida Ketner (y Giovanetti) está indicada para enfermos renales. Se dejó de utilizar debido a que aumentaron la posibilidades de pasar por diálisis, y ha dejado de utilizarse debido a que se ha comprobado que con dietas simples y sencillas las personas han sobrevivido sin problemas.
 
Durante el ayuno, los analgésicos se pueden reducir hasta una quinta parte porque, si no, el efecto puede ser excesivamente potente. Los antiinflamatorios pueden perjudicar seriamente la mucosa gástrica. El ayuno provoca la descalcificación, pero esto se combate con el ejercicio que activa la recalcificación. Se suele aprovechar el ayuno para quitar la medicación alopática.
P1010247
Durante el ayuno, si tienes dolor, lo mejor es reposar; sin embargo, el movimiento siempre es recomendable. Para deshabituarse del tabaco lo mejor es hacerlo durante el ayuno, ya que así se refuerza la limpieza.
 
La acetona que se genera en el ayuno es eliminada por el organismo, pero también este la utiliza como combustible para funcionar. Además es un gran regulador de las células nerviosas. En epilepsias refractarias a la medicación, la acetona mantiene a los pacientes sin crisis.
 
Existe un terapeuta francés que hace quimioterapia a la salida del ayuno. Se intentó inyectar células cancerosas en ratones durante un ayuno y se comprobó que estas células  no “prenden”. El ayuno actúa como preventivo. Las dietas hipocalóricas y el ayuno combaten el cáncer. Las células cancerosas aguantan mucho y se mantienen con mucha fuerza. En algunos tipos de tumor, el cuerpo se defiende con dietas hipocalóricas, pero hay que mantener activo el sistema inmunitario para evitar que caiga en picado o baje por el ayuno exagerado o desequilibrado.
 
Cuando pasan cuatro o cinco días de ayuno, se empiezan a consumir las reservas de proteína y el cuerpo avisa con debilidad. También se aconseja el ayuno a las persona intoxicadas con metales pesados, porque el organismo intentará eliminar estos tóxicos de todas las maneras posibles: por piel, respiración, hígado, heces, orina…
 
Para salir del ayuno cualquier bebida alcohólica está desaconsejada porque se puede atacar el hígado, que está sobrecargado por la depuración y el trabajo metabólico. La cerveza está considerada una bebida relajante y con propiedades medicinales, al contrario que el vino que puede producir otras alteraciones.

También hay gente que para salir del ayuno hace lavativas para mantener limpio el intestino. Lo interesante es meter fibra para que se regule el intestino y también fruta madura y de temporada. Se pueden tomar sales de Epson para ayudar a limpiar el intestino además de estimular la bilis.

Tomar fibra, jugos de zanahoria o de verduras; frutos secos sin tostar y sin sal y las legumbres (por su piel) son unas buenas costumbres para la salida del ayuno. No es necesario tomar probióticos después del ayuno, salvo que haya problemas de flora intestinal. Los gases intestinales mejoran la mucosa e indican que la función intestinal está activa. Hay un dicho popular que dice: “El que pede fuerte y mea claro no necesita de médico  ni de boticario”.
 
A la salida del ayuno conviene seguir haciendo ejercicio para que el intestino se mueva. Conviene estar uno o dos días sin tomar toxinas (alcohol, café…) porque es cuando se recupera la grasa perdida. No tomar ni carne, ni pescado, ni lácteos, porque llevan grasas calentadas, y el animal también acumula tóxicos en la grasa. El pescado con omega 3 es bueno, pero está lleno de pesticidas y por eso no es recomendable. El jengibre mata el anisakis y por eso se hacen vinagres con él.
 
Conviene mantener el mismo tiempo que ha durado el ayuno con una buena dieta sin tóxicos (por ejemplo, ayuno de cinco días >> cinco días de dieta sin tóxicos). La soja es la menos recomendable de las legumbres para romper el ayuno.
 
Los higienistas recomiendan el ayuno de agua y no tratar el intestino; y durante el ayuno lo mejor es el reposo y el descanso porque el organismo tiene un gran trabajo limpiando y movilizando recursos. Para Pablo saz lo del reposo es relativo. Todo está en función del estado de quien haga el ayuno: si estás enfermo, reposa; si estás sano, muévete. El jugo de manzana también es muy bueno para salir del ayuno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada